Las averías más frecuentes de los coches sin carnet eléctricos

Los coches sin carnet eléctricos necesitan el mismo tipo de mantenimiento que los coches eléctricos. Es fundamental para cualquier vehículo con o sin carnet que se circule con la mayor seguridad posible.

Los coches eléctricos sin carnet contienen menos piezas que están sometidas a desgaste. Por ello son mucho menores las averías posibles en este tipo de vehículos. Sin embargo, existen algunos que se pueden desgastar.

Se recomienda contar con un seguro de coche sin carnet  que cubra las averías mecánicas en la medida de lo posible, sobre todo para cuando vence la garantía del vehículo.

Los elementos que pueden averiarse en los coches eléctricos sin carnet

Los coches eléctricos y los coches con motor de combustión interna tienen muchos elementos que se desgastan y deterioran. En lo que respecta a los vehículos eléctricos, la proporción de piezas y componentes es baja y las piezas que requieren mantenimiento se han reducido en aproximadamente un 60%.

Si es un vehículo 100% eléctrico, no es necesario revisar o reemplazar partes: filtro de aire, aceite, bujía, embrague, correa de distribución y tubo de escape.

Los elementos que deben revisarse o reemplazarse cuando sea necesario son los siguientes: neumáticos, filtros de habitáculo, pastillas de freno, discos de freno y líquido de frenos. Además, este tipo de componentes de dirección, amortiguación y batería.

Los neumáticos de los coches eléctricos sin carnet

Los neumáticos sufren  mucho menos desgaste con los coches  eléctricos que con los que funcionan con combustibles tradicionales. Esto da lugar, por la aceleración más progresiva y lineal. El frenado regenerativo ayuda a no realizar frenadas bruscas, esto alarga la vida de los frenos.

Existen elementos comunes entre ambos coches que tienen el mismo desgaste: la tapicería, asiento, y el limpiaparabrisas.

La batería del coche eléctrico sin carnet

La mayoría de cuadriciclos eléctricos usan batería de iones de litio. Este tipo de baterías se pueden recargar en unas tres horas y media incluso con el enchufe tradicional de la vivienda de 220V.

El coste aproximado de la recarga es de 1 € por cada 100 Kilómetros y con una autonomía de unos 80 kilómetros aproximadamente.

Fallos en la carga de coches eléctricos y puntos de carga

Puede suceder que el coche tenga problemas de carga eléctrica. Se debe tener en cuenta el funcionamiento del alternador. Éste es una de las piezas del coche que se encarga de convertir la energía mecánica del motor en energía para sus sistemas eléctricos. En el caso de que éste se estropee, la batería no se cargará, además de que no funcionarán los demás componentes eléctricos.

Si tiene un punto de carga en el hogar, se debe conocer el contrato de potencia y verificar que esté  acorde con la potencia que necesitas en la vivienda para abastecer a todos los aparatos del hogar y además cargar el coche eléctrico en tu vivienda sin que presente problemas.

Si un elemento eléctrico del vehículo funciona lento, puede darse porque un alternador no tiene buen funcionamiento, no genera voltaje, o la intensidad de corriente es baja,etc.

Todo esto puede repercutir en el mal funcionamiento de otros componentes eléctricos, como la iluminación de los faros.

Default image
David Arboledas
David Arboledas es un experto del sector automovilístico con más de 20 años de experiencia.
Articles: 64
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad